Completando el círculo. The show must go on!

¿Quién dijo que en esta segunda semifinal había menos nivel que en la primera?

Anoche no me lo pareció, sinceramente, ya que este año por suerte para los eurofans el nivel general está por las nubes. Es en momentos como éste, sobre todo, en los que me enorgullezco de ser eurofan 😀

Fue una gala de los más variopinta, con canciones y actuaciones para todos los gustos. Aunque siempre con momentos polémicos cuando aparecen países no europeos y saltan los puristas (o los que no tienen ni idea dándoselas de entendidos) echando pestes y diciendo que no les gusta nada que países como Australia o Georgia, por poner un par de ejemplos sólo, participen en EUROvisión, recalcando lo de EURO refiriéndose a que es un festival europeo.

Pero bueno, ya se sabe que hay gente para todo. Sin más, vamos con el análisis de las canciones que anoche se dieron cita en esta segunda semifinal.

1. LETONIA: Justs – “Heartbeat” (finalista)

Justs usó todo su sexapil para ganarse el favor del público que votaba, aportando además su voz, sin necesidad de coristas ni ningún otro artificio; y el gran trabajo realizado por su equipo con la iluminación, sencilla, nada pretenciosa y, sin embargo, muy acorde con la canción. Hizo una actuación correcta que le valió para hacerse con el pase a la final.

2. POLONIA: Michał Szpak – “Color of your life” (finalista)

Michał estuvo más o menos correcto, en conjunto fue una actuación pasable. Tanto es así que consiguió colarse en la final. A mí personalmente no me pareció una actuación como para pasar a una final, pero bueno, se ve que al público votante de la noche sí que les gustó. Hay que reconocer que el chaval tiene una gran voz, pero pienso que fue una “diva de ventilador”, concepto ya manido en el festival.

3. SUIZA: Rykka – “The last of our kind”

Rykka es un encanto de mujer y tiene una bonita voz, pero eso en Eurovisión nunca es suficiente si no sabes sacarle partido. Me da la sensación de que estaba súper nerviosa, porque le temblaba la voz en muchas ocasiones y por el movimiento que, desde el inicio de la canción, estuvo haciendo sistemáticamente (como si se estuviera orinando, vaya). Mala suerte, pero otro año será. Estoy segura de que lo seguirá intentando.

4. ISRAEL: Hovi Star – “Made of Stars” (finalista)

Partía como uno de los favoritos de la semifinal desde los ensayos, y no decepcionó con su pase a la final. Supo transmitir sin mucho artificio el mensaje de su canción (y si quedó alguna duda, en la rueda de prensa posterior explicó que su canción habla de la igualdad entre las personas de todo el mundo, seas hombre, mujer, gay, hetero, etc.). Supongo que la sobra de Dana International y de Conchita es larga y todavía algunos países piensan que ese es el camino para triunfar en Eurovisión.

5. BIELORRUSIA: Ivan – “Help you fly”

Ivan fue un atrevido al querer salir desnudo rodeado de lobos al escenario de Estocolmo, y como no lo consiguió (porque está prohibido subir animales vivos al escenario), decidió iniciar la actuación con un holograma suyo en dichas condiciones. No sé, la actuación estuvo regularcilla; esperaba mucho más de él, ya que la canción me gustaba mucho en estudio. Todo se centró en el cantante, con imágenes suyas por todas partes; la voz no estuvo muy allá y del coro ya ni hablamos…

6. SERBIA: ZAA Sanja Vučić – “Goodbye (Shelter)” (finalista)

Sanja es una artistaza y lo demostró anoche. El vestuario era un poco estrambótico, pero se le perdona cuando escuchas su voz y su canción, cuyo mensaje es uno de los que habría que gritar a los cuatro vientos. La canción está dedicada a todas las mujeres del mundo, dándoles fuerzas y ánimos para que sigan adelante, para que aprendan a decir “Adiós, no te necesito”. ¡Me encanta! Sé que no ganará mañana, pero me alegro un montón que podamos volver a disfrutar de esta actuación.

7. IRLANDA: Nicky Byrne – “Sunlight”

Primera canción en darse a conocer de las de este año y la sobra de la Trini se apoderó de ella. Al principio gustó muchísimo, pero con el paso del tiempo y el conocimiento de las demás, se fue desinflando poco a poco, hasta llegar al extremo de no pasar a la final. A Nicky no podemos ponerle ninguna pega, porque además es un artista que ya había actuado en ese escenario en muchas ocasiones (en su época como miembro de Westlife). Este año Irlanda vuelve a no poder revalidar su título de país que más veces a ganador el Festival de Eurovisión.

8. A.R.Y. MACEDONIA: Kaliopi – “Dona”

En el año de los regresos, Kaliopi es una de las queridas y adoradas del palmarés. Aunque eso no le ha sido suficiente para conseguir el pase a la final. Todos esperábamos más de ella, pero la canción es la que es, y, como se suele decir, “de donde no hay no se puede sacar”. Ella tiene una pedazo de voz, pero la canción no le ha beneficiado nada.

9. LITUANIA: Donny Montell – “I’ve been waiting for the night” (finalista)

El guapo Donny repite también en el festival con una canción muy intimista al principio y que se anima a medida que transcurren los minutos. El mensaje es “he estado esperando que llegara esta noche”, y es que ha sido su noche. La voz ha estado c orrecta y la iluminación le ha acompañando adecuadamente durante toda la actuación, al igual que el coro.

10. AUSTRALIA: Dami Im – “Sound of Silence” (finalista)

Primera vez de Australia en una semifinal de Eurovisión, en la que ha aprobado con nota. Pueden estar muy orgullosos de ella en su país, porque es una artista de pies a cabeza, siendo capaz de dejar la timidez a un lado y comerse el escenario sin siquiera moverse de encima de la plataforma. ¡Chapó por Dami! El pase a la final ha sido muy merecido.

11. ESLOVENIA: ManuElla – “Blue and Red”

Una de las favoritas de nuestro compañero Fransy estuvo correcta anoche, pero no arriesgó por lo que no pudo pasar al final. En Eurovisión tener una bonita voz no es todo, hay que arriesgarse y darlo todo encima del escenario; si no lo haces, la gente no te votará. Manuella estuvo correcta en todo momento, pero la iluminación no tenía sentido, y tampoco hizo nada para lucir la canción.

12. BULGARIA: Poli Genova – “If love was a crime” (finalista)

Una repetidora más con suerte. Aunque más que suerte es trabajo bien realizado; Poli sabe muy bien qué hay que hacer para conseguir estar en la final de Eurovisión, y eso hizo anoche, poner toda la carne en el asador, arriesgar con ese vestuario imposible y meterse en el bolsillo a todos los votantes. ¡Enhorabuena Poli!

13. DINAMARCA: Lighthouse X – “Soldiers of Love”

Me hubiera gustado que este grupo de chavales jóvenes y guapos pasara a la final, no ya por alegrarme la vista de nuevo con ellos (que también), sino porque la canción me gusta desde que la escuché por vez primera y porque su directo fue muy bueno. ¿Por qué no han pasado de semifinales? La verdad es que no lo entiendo, pero bueno, todos los años se queda alguno de nuestros favoritos en el camino.

14. UCRANIA: Jamala – “1944” (finalista)

Era obvio que Jamala pasaría sin problemas a la gran final, ya que desde su preselección la gente está que no vive con ella y su canción, en la que toca el introvertido tema de la situación de Ucrania (y Crimea) en la actualidad. No queremos que se relacione a Eurovisión con la política, pero con temas como éste concursando y consiguiendo cosas, es prácticamente imposible no vincularlos. Así, en la final, veremos un “duelo” entre Rusia y Ucrania de nuevo, como viene siendo costumbre cada vez que los dos países participan.

15. NORUEGA: Agnete – “Icebreaker”

Agnete no ha tenido suerte, ya que le ha tocado en una semifinal donde había muchas canciones del mismo estilo que la suya y, he de añadir, donde no ha sido capaz de destacar por encima de las demás. Simplemente a “cubierto expediente” y listo. No sé si realmente ella era consciente de que lo tenía muy difícil o si a última hora le ha entrado miedo o algo, sólo sé que no ha hecho todo lo que ha podido para conseguir el pase a la final, y por eso la gente no la ha votado suficientemente.

16. GEORGIA: Nika Kocharov & Young Georgian Lolitaz – “Midnight Gold” (finalistas)

La gran sorpresa de la noche viene a cargo de Georgia. Nadie daba un duro por ellos en los foros eurovisivos, casi nadie ha dicho públicamente que les gustara su canción, y sin embargo han conseguido colarse en la final “discretamente”. Lo pongo entre comillas porque anoche dieron el espectáculo, con una canción muy rockera y una iluminación descontrolada, que no parecía tener sentido y que si mirabas mucho rato seguido te podrías incluso hasta marear con tanto foto dislocado. El efecto espejo le quedaba bien a la canción, que nos transporta a los años 90; pero… ¿traían ya pensado ese efecto de casa o se lo vieron a España en los ensayos y lo incorporaron después? (no lo sé, porque personalmente los ensayos no los he visto)

17. ALBANIA: Eneda Tarifa – “Fairytale”

Eneda, otras de las que lanzó su canción de las primeras (en su idioma), tampoco ha tenido suerte. En su versión original y primera, la canción sí que llegó a gustar al gran público; pero el equipo albanés decidió traducirla al inglés para hacerla más “internacional”. No queda mal en inglés, pero no es lo mismo; una canción pensada en albanés (o cualquier otro idioma), al traducirla, pierde muchos matices. La actuación en general no estuvo mal, los grafimos fueron chulos y creo que les venían bien a la canción… Pero, no terminó de convencer y por eso tiene que volver a casa antes de tiempo.

18. BÉLGICA: Laura Tesoro – “What’s the pressure?”

Y finalmente, cerrando la gala, mi querida Laura Tesoro y sus ritmos bailables nos alegraron el final de la noche, nos llenaron de energía y buen rollismo. He de reconocer que al principio la canción no me convencía en demasía (en la versión de la preselección), pero con los cambios de ritmo que le introdujeron después, han conseguido un gran trabajo. Todo esto unido a la espontaneidad de Laura, su voz y su coreografía, han logrado lo que muchos ponían en duda, pasar a la final. ¡Enhorabuena Bélgica! ¡Buen trabajo!

¿Os habéis dado cuenta que este año sólo habrá un país báltico en la final?

Sí, sólo Suecia, y porque es el país anfitrión, que si no, tampoco creo que estuviera (a mí personalmente no me entusiasma demasiado la propuesta sueca de este año). ¿A quién le echarán ahora la culpa de que España quede mal (si es que queda mal, que espero que no sea así)?

Pase lo que pase mañana en el final, tenemos que tener clara una cosa: DISFRUTAR DE LA MÚSICA (en general) Y DEL FESTIVAL (en particular), SEA QUIEN SEA EL PAÍS GANADOR. Eurovisión nos une, porque nos encanta, seamos de donde seamos, hablemos el idioma que hablemos, tengamos la condición sexual o la religión que tengamos… ¡Vamos todos juntos!

Come Together!

Anuncios

Danos tu opinión, nos interesa mucho. Gracias.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s