¿El encantador sonido de Bosnia estará ausente en Ucrania 2017?

Esta semana los medios de comunicación bosnios pusieron el grito en el cielo, y revelaron la crisis en la que se encuentra la BHRT (la cadena pública de televisión y radio de Bosnia y Herzegovina).

Bosnia & Herzegovina - BHRTTodo indica claramente que, aunque Bosnia ha estado diecinueve veces participando en el ESC y sólo ha estado ausente en las ediciones de 1998, 2000, 2013, 2014 y 2015, para el próximo 2017 en Ucrania no lo estará. El ente anunció, mediante su Consejo Administrativo, que el 30 de junio de 2016 cesarán de emitir su señal debido a una cuantiosa deuda que supera los 18 millones de euros, de los cuáles deben un rubro alto a la UER e incluso también deben a su cadena hermana, la RST de Serbia.

Sabemos que la televisión europea ha extendido el plazo de pago a la BHRT, igual que hizo en su día con la televisión rumana, antes de llegar a tener que “expulsarla” de la competición este año.

El origen es claro

El gobierno de BH no soporta económicamente a la cadena, no tienen una cuota de financiación fija y/o permanente, caso muy parecido a lo que pasó con Rumanía y su cadena, la TVR. Sin embargo, si Bosnia, contra todo pronóstico, pudo estar este año en el festival gracias a un patrocinador privado, ¿tendrán ellos la opción de que otra cadena privada del país asuma los costos de financiación de la transmisión eurovisiva?

El comité directivo de la BHRT no se ha manifestado del todo, sólo dicen que buscan una solución  desesperada; en realidad lo que está haciendo es una llamada de auxilio, porque sería el primer país de Europa que no cuente con una señal de televisión pública. Ojalá se solucione pronto este real #EuroDrama, para Bosnia esté presente en Ucrania y nos vuelva a sorprender con entradas como las de Atenas 2006 (dicen  los expertos que es una de las canciones más hermosas que se han presentado en la historia del festival), Moscú 2009 (una balada potente muy étnica y con sonido de marcha de guerra) y Düsseldorf  2011 (un tema dulce, romántico y novedoso y encantador nada plano o repetido); que como todas sus canciones tienen impresas la clara influencia de sonidos balcánicos interesantes, tanto en sus composiciones, arreglos melódicos y lengua, sus entradas  aunque poco comunes tienen muy buena factura y calidad, hacen claramente más rico y diverso al festival.

Atenas 2006: Hari Mata Hari – “Lejla” [3º / 229]
Düsseldorf 2011: Dino Merlin – “Love in rewind” [6º / 125]
Moscú 2009: Regina – “Bistra voda” [9º / 106]

Yo, desde ya, estaré haciendo fuerza para que todo se solucione, porque sus entradas son el 90% del tiempo muy buenas (no es para mí el caso de este 2016, donde merecidamente no pasaron el corte a la final) y, sobre todo, que para los países relativamente nuevos, desde la disolución de la antigua Yugoslavia y otros territorios, es importante para sus naciones estar presentes en este tipo de eventos que los visibilizan y que les dan legitimidad en el contexto internacional.

Anuncios

Danos tu opinión, nos interesa mucho. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s